Saltar al contenido

Elige tu Nevera Según su Eficiencia Energética

cocina con frigorífico

La nevera es un electrodoméstico que permite la conservación de los alimentos por largos periodo de tiempo, es si se quiere, el artefacto más popular en los hogares y oficinas. A lo largo de su historia ha ido evolucionando en dimensiones, colores y en las facilidades que ofrece a sus usuarios.

Por ser un aparato que permanece encendido en todo momento, el consumo eléctrico ha sido una de las principales preocupaciones tanto para sus usuarios como para los fabricantes. Y más en los actuales momentos, cuando existe una alta preocupación por la conservación de la energía así como la preservación del medio ambiente. 

Es por esto, que al consumidor actual se le hace necesario no solo  conocer las especificaciones estéticas (color, dimensiones, espacio de almacenaje). También debe estar atento a las características técnicas de consumo energético. Y para esto es necesario tener presente una serie de siglas o etiquetas energéticas del frigorífico que facilitan su fácil comprensión. Estas nomenclaturas se encuentran en unas etiquetas, que se colocan en lugares visibles del equipo, para que futuro comprador pueda observar fácilmente las características que posee.

A continuación se detallan las características energéticas presentes en las etiquetas

 

Clasificación EnergéticaConsumo estimado% Ahorro o GastoClasificación
A+++175 KwhMenos del 55%Bajo Consumo
A++284 KwhEntre 25% y 45%
A+322 KwhEntre 10% y 25% menos
A374 KwhHasta un 10% menos de la media
B507 KwhHasta un 10% más de la media
C646 Kwh25% más que la media
D720 Kwh30% más que la mediaConsumo medio
E800 Kwh100% a 110% más que la media
F850 Kwh110% a 125% más que la mediaAlto consumo
G875 KwhMayor a 125%

Pues bien, una mayor conciencia por la preservación del medio ambiente, ha impulsado que desde los gobiernos se impulsen medidas para que los fabricantes adopten estándares más ecológicos, por lo que los equipos de fabricación reciente, se clasifican en las franjas de bajo consumo (A+++, A++, A+, A, B, C).

No sólo la franja de consumo es el único aspecto a considerar a la hora de evaluar el rendimiento energético de una nevera. También influyen otros factores inherentes al fabricante y a la forma de trabajo de la nevera, y algunas variables de origen externa. Entre los aspectos a evaluar para determinar que tan económica puede ser tu nevera en el aspecto energético tenemos:

eficiencia energetica de las neveras
Etiqueta energética del frigorífico
  • La franja de consumo energético.
  • El tipo de voltaje con que funciona.
  • La temperatura ambiental donde funcionará.
  • La cantidad de alimentos que en ella se guardarán.

La cantidad de marcas y modelos disponibles llevan consigo ciertas características que implican más o menos consumo energético. Esta variedad permite que los consumidores tengan opciones al momento de adquirir la nevera sin menoscabo de afectar el presupuesto que tengan destinado para tal fin. Pero es importante tener presente la inversión inicial aun cuando hay que tomar en consideración el gasto por consumo eléctrico. Quizás un ahorro en la inversión inicial pueda significar un incremento en el consumo energético del hogar.

 

Es posible que aun tengamos en nuestros espacios familiares o laborales, neveras de fabricación vieja, fabricados en el siglo pasado, que pueda estar afectando la factura eléctrica, por lo que es conveniente considerar su desincorporación o su sustitución (ver en Amazon).

Otros aspectos a considerar

Es importante señalar que las especificaciones de consumo están sujetas a unas condiciones específicas de instalación, ambientales y de uso. Cada equipo cuenta con una descripción de las características del entorno ideal, y de la capacidad de carga máxima permitida para un consumo eficiente, según el modelo de refrigerador.

Colocar la nevera, en un lugar con temperaturas mayores a las recomendadas o introducir mayor peso a la capacidad permitida. Es un acelerador inminente del consumo eléctrico, así como de la disminución de la vida útil del equipo.

Por otra parte, no es recomendable adquirir una nevera, de mayor capacidad que la necesitada, ya que aun cuando esté fabricado con las especificaciones de ahorro energético, el gasto por sus dimensiones será mayor y no se aprovechará.   

Cómo optimizar el Ahorro de Energía de la Nevera

Ser eficiente en el uso de la nevera, puede optimizar el ahorro energético. Por lo tanto a continuación se colocan unos aspectos que pueden tomarse en cuenta para tal fin:

  • Abrir la nevera o frigorífico de manera consciente: Aprovechar las aperturas de las puertas para sacar los elementos que se necesiten de una vez. Abrir constantemente las puertas introduce la temperatura ambiente y el compresor del electrodoméstico, trabaja más para mantener la temperatura fijada.
  • Revisar que las puertas queden bien cerrada: La puerta debe quedar cerrada herméticamente, por lo que se debe quitar cualquier obstáculo que lo impida, y revisar las gomas de sello interno. Cualquier apertura genera una mayor necesidad de gasto de energía eléctrica, para mantener la temperatura fijada.
  • No Introducir alimentos con temperaturas elevadas: Es conveniente enfriar a temperatura ambiente los alimentos y productos que se vayan a colocar dentro del refrigerador.
  • Ajuste el termostato a los niveles adecuados según las especificaciones del equipo: Colocar temperaturas menores a las sugeridas, puede requerir un mayor consumo de electricidad, y una disminución de la vida útil del electrodoméstico.
  • Mantener la nevera limpia: Tanto por higiene como por mantener sin obstáculo las rejillas de ventilación.
  • Desconectar si no se va usar: Si la nevera no se va a utilizar por más de 15 días, es recomendable desconectarlo, sustraer todo residuo de alimentos o productos, limpiar sus rejillas y gavetas y dejarlo con la puerta abierta para que circule el aire
  • El aceite del compresor de la nevera, debe asentarse: Es recomendable que de ser necesario trasladar el equipo, dejar reposar unas 10 horas antes de conectarlo para que el aceite se estabilice y pueda funcionar de manera óptima.
  • Guardar las distancias recomendadas: Es recomendable dejar una separación aproximada de 5 cm de la nevera y la pared o cajón donde se coloque; esto para permitir el flujo de aire y disipar el calor que genera durante su funcionamiento.
  • Alejar la nevera de fuentes de calor: La nevera debe ser colocada en un lugar donde no estén cercas fuentes de calor como cocinas, luz solar, ya que incrementaría la temperatura externa y puede disminuir la vida útil de equipo.

En el mercado hay muchas marcas, es conveniente revisar las especificaciones, características y hacer una compra consciente (ver en Amazon), tomando en cuenta un mejor aprovechamiento del recurso económico, energético y ambiental.