Saltar al contenido

Forma Adecuada de Almacenar los Alimentos en tu Nevera

cómo almacenar mi comida en la nevera

A la hora de comprar una nevera es importante conocer qué tipo y cantidad de alimentos piensas almacenar en ella, así como el tiempo que los tendrás guardados antes de consumirlos. Pensando esto decidimos mostrarte cómo organizar los alimentos dentro de tu nevera a fin de que siempre estén disponibles, frescos y conservando sus propiedades.

  • Huevos: Deben ir colocados en una zona fría y que puedan estar seguros de cualquier tropiezo o caída dentro de la nevera. Por lo general ellas poseen un espacio en la puerta destinado a colocar de manera segura los huevos.
  • Salsas y mermeladas: También es recomendable colocarlas en la puerta, debido a que en esta zona se concentra una temperatura bastante equilibrada para la conservación de este tipo de alimentos, también se estila colocarlas allí pues estarán al alcance de tu mano en cualquier momento, y las barandillas protectoras que poseen las puertas evitarán que se caigan accidentalmente.
  • Carnes y pescados: Debemos saber si serán consumidos de forma rápida o los conservaremos por un tiempo en la nevera. Si son para pronto consumo lo ideal es colocarlos en una zona media de la nevera, donde se conserven adecuadamente pero sin llegar a congelarse. Si son en cambio para un consumo a posterior lo ideal es ubicarlos en la parte más fría de la nevera, y si esta posee un área de congelación es la más adecuada para estos alimentos.
  • Verduras y legumbres: Estas deberían estar ubicadas en la parte inferior del refrigerador, pues ellas se conservan adecuadamente sin la necesidad de tan bajas temperaturas. Además siempre deben estar disponibles para ser preparados de forma inmediata.

Antes de escoger una opción es importante establecer los requerimientos que necesitas cubrir con tu nevera. Desde diversas perspectivas económicas, espacio físico disponible, conservación de los alimentos y capacidad.

En este orden de ideas, es relevante mencionar que para elegir una opción se debe tomar en cuenta el espacio disponible para la ubicación de la nevera.

Así mismo, se considera importante destacar que un aspecto determinante en las neveras es el consumo eléctrico.

Además su diseño debe permitir colocarse  en lugares donde no tengan fuentes de calor que afecten su buen funcionamiento.